Mi Alma Vivirá en Canciones

Disco de la Audiencia
1114
HIGHLIGHTS
Shine One
Shine One

TIME STANDS STILL

Para muchos, el domingo es el día del señor y para nosotros fué el día del metal en la Stage de Bilbo.

UNLEASH THE ARCHERS + RHAPSODY OF FIRE + ORDEN OGAN

¡Por fin llegó el día, estábamos en la gran Stage Live de Bilbao!. A las 19:00 hrs. de la tarde fué la apertura de puertas y la cola abarcaba toda la calle. Esperábamos ansiosos el épico concierto de éstas tres bandas, nada más y nada menos que los míticos Rhapsody of Fire (en su última formación), a los alemanes Orden Ogan presentando su último álbum “Gunmen”, y a unos Canadienses y recientemente descubiertos; Unleash the Archers, todo un deleite para nuestros oídos. La jornada prometía.

Para nuestro asombro y pese a ser domingo, la sala se fue llenando poco a poco hasta que no cabía ni un alfiler, y los metaleros Unleash The Archers abrieron puntualmente la noche con una minuciosa canción de 8 minutos llamada “APEX”, tema de su último álbum bajo el mismo nombre. Escogieron éste tema que comienza suave dejando al descubierto la preciosa voz de su vocalista Brittney Slayes, y que poco a poco va mostrando la armonía que tiene el grupo entero, tanto con sus guitarras Grant Truesdell y Andrew Kingsley, como con Scott Buchanan a su batería y Nikko Whitworth al bajo. La verdad es que era una banda a la que tenía muchas ganas de escuchar y de ver en directo y estaba segura de que lo disfrutaría. Después de saludar al público, la banda continuó a grito de; “Test your metal!” para presentar así su siguiente canción de su disco “Time Stands Still”, fue muy potente y con un estribillo muy pegadizo, lo cual fue muy bien acogido por los espectadores que en ese momento empezaban a entrar en calor. Después de una animada actuación continuaron con “Cleanse the Bloodlines”, que desde el principio, el doble bombo te invita a mover la cabeza y a dejarte llevar, y una vez más la tremenda voz de la cantante me dejó impresionada. Prosiguieron con “The Matriarch”, un tema enérgico, agresivo y muy contundente con alguna voz gutural, que fue acompañado de puños en alto del público a gritos de “¡Eh!”. Hay que destacar que la melena de Brittney no paró ni un momento motivando así a todos los espectadores. Para mi disfrute personal tocaron la canción “General Of The Dark” de su álbum “Demons of the Astrowaste”, la cual fue muy animada, pegadiza y con un bonito y melódico estribillo.

La banda natal de Vancouver se despidió dandoUNLEASH THE ARCHERS + RHAPSODY OF FIRE + ORDEN OGAN las gracias a todos los asistentes, y para terminar escogieron la potente e intensa “Tonight We Ride”, la cual hizo que me pusieran los pelos de punta de principio a fin, tanto por las guitarras, como por el doble bombo y la impresionante voz de la señorita Slayes. Después de una corta media hora en mi opinión ha sido una actuación brutal. El grupo escogió una buena forma de culminar su actuación por todo lo alto dejando boquiabiertos a los asistentes que no les conocían. Desde luego las ganas de volverles a ver sólo van en aumento.

Llegó la hora quizás más esperada, y es que Rhapsody (en todas sus formaciones) siempre ha tenido un gran número de seguidores en nuestro país. La banda tocaba hoy cerca de casa y no dudamos en acercarnos a ver el espectáculo. Su actuación comenzó a las 20:15 con “Distant Sky” de su último álbum “Into the Leyend”, poniendo el bello de punta a muchos, y es que los Italianos siempre tendrán ese sonido tan épico y fantástico que hace que te invada un escalofrío cada vez que les escuchas, a pesar de la diferencia de voces entre sus distintos cantantes, Giacomo Voli está demostrando desde el año pasado su alto nivel y su unión perfecta en ésta nueva formación. Los chicos continuaron con “Dargor, shadowlord of the black mountain”de su disco “Dawn of Victory”, lo cual nos dejaba claro que éste concierto iba a ser todo un repaso por toda su larga carrera. Disfrutamos de la pieza y acto seguido fue el turno de la mítica “Flames of Revenge” perteneciente al disco “Legendary Tales”, quizás el álbum más representativo y auténtico de la banda Italiana, ya que todo el mundo lo conocía y nadie dudó en cantar. Sus ritmos y dramatizaciones te animaban a darlo todo y por qué no; a desahogarte con ellos. Una vez acabó éste tema continuaron con la maravillosa “Dawn of Victory” (de mismo nombre que el álbum antes ya mencionado) Un tema grabado a fuego entre todos los seguidores (en los que después de esa noche me incluyo). Unos coros pegadizos que te evaden de la realidad por momentos cuando escuchas el estribillo con su “Gloria Perpetua” que te trasporta a otra época. Hicieron una representación apoteósica de ésta canción que personalmente me encantó. Fue el turno de una mágica “The Magic of the Wizard's Dream” del álbum “Symphony of Enchanted Lands II: The Dark Secret”. Y digo mágica porque es imposible que no te venga a la cabeza la colaboración estelar que tuvo Fabio Lione con el gran Christopher Lee, UNLEASH THE ARCHERS + RHAPSODY OF FIRE + ORDEN OGAN la preciosa melodía y las maravillosas voces juntas, es totalmente una arrebatadora y em emocionante opera que te trasporta a otro lugar, y la cual fue espectacular de presenciar en vivo. Después de una emotiva oda al grandioso Lee, fue el turno de una rabiosa y acelerada “Holy Thunderforce”, los coros en ésta canción me gustaron personalmente, como sus ritmos y letras, y vino muy bien para venirte arriba después del anterior tema. Prosiguieron con la pegadiza “The March of the Swordmaster”, con sus melodías y canticos medievales, y “When Demons Awake” ambas del álbum “Power of the Dragonflame”. Y llegando a su fin fue el turno de despedirse y los chicos escogieron el tema “Emerald Sword” de su segundo disco “Symphony of Enchanted Lands” del 1998 con la que la voz de su cantante Giacomo Voli llenó la sala. Una buena pieza para culminar una gran actuación por su gran contundencia, su speedmetal en cada instrumento deja atónito a cualquiera, y es que tanto Manu Lotter a la batería dándolo todo, como Alessandro Sala al bajo dando caña, como Roby de Micheli con una guitarra increíble, o Alex Staropoli a los fabulosos teclados, es increíble ver ésta banda en acción al menos una vez, aunque de los fundadores solo quede ya su teclista. Fueron 50 minutos repletos de energía, y de una actuación sublime. La mayoría nos dejamos la voz en cada tema. Nos tocó esperar un rato mientras retiraban y cambiaban los instrumentos entre grupo y grupo, y a las 21:35h los cabezas de cartel Orden Ogan empezaron con una batería muy intensa, tanto que retumbaba toda la sala. No tardaron nada en meterse al público en el bolsillo, y es que comenzaron muy potentes con “To new shores of sadness” de su álbum “Easton Hope”. El cantante Sebastian Levermann pidió un grito de guerra, el cual hizo repetir varias veces a los asistentes mientras les vacilaba un poco. Los germanos continuaron con “F.E.V.E.R.” de su álbum “Ravenhead”, tema que fue coreado a gritos de “For ever! and ever!” por todos nosotros. Continuaron con el tema “Here at the end of the world”también del anterior disco mencionado.

La sala estaba repleta a éstas alturas y es que el nombre de Orden Ogan tiene mucho peso hoy en día en el panorama power metal, desde hace 10 años se han ido haciendo más y más famosos por su estilo, y nos sorprendimos cuando supimos que iban a venir a tocar tan cerca de nuestra tierra. Fue el turno de “Gunman” de su último álbum “Gunmen”, cuya actuación fue acompañada por todos los espectadores que la conocían a la perfección. Los cañones de humo tuvieron su protagonismo en toda su actuación, y como colofón un baño de confeti llenó la sala. También tocaron los temas “Deaf among the blind” y “Sorrow is your tale”, y después de mencionar a las bandas que les habían acompañado durante la gira, fue el turno de una preciosa “Fields of sorrow”,
“The lords of the flies”, “Come with me to the other side” y“Forlorn and forsaken” fueron las escogidas para continuar con el show, antes de despedirse con “One last chance” y hacer un parón mientras la gente pedía más. Unos miuntos después volvieron al escenario para proseguir con los bises “To the end”; un gran duelo de guitarras, “We are pirates”; una de las más esperadas, y “The things we believe in”, de su disco “To the end” para acabar por todo lo alto ésta gran noche. Después de disfrutar éstas brillantes actuaciones y para nuestra sorpresa los Canadienses nos esperaban afuera dispuestos a hacerse fotos con su público y a firmar sus álbumes y posters. Fueron muy agradables y cercanos. Y de la misma forma Giacomo Voli nos recibió encantado para firmarnos nuestros posters y hacerse alguna foto con nosotros.

En general unos artistas increíbles los que ésta noche pisaron la Sala Stage Live de Bilbao, y que en mi opinión no dudaría en volver a repetir.

Crónica por Maya C. Cañestro, fotos por Maya C. Cañestro.

Enlace relacionado

Enlace relacionado