Falta Policía

Alliance for Death Domination
Logo del Grupo

Semana 1034: SOUL GESTAPO - Point of No Return

Portada del Disco

La sexta entrega de Soul Gestapo es la continuación lógica de su anterior LP, “Just One Day”. Como en aquel disco, no queda gran cosa del rock acelerado de sabor australiano de sus comienzos; aquí encontramos algunos de los tempos más pausados con los que se han atrevido nunca, y el ataque de rítmicas distorsionadas y dobladas da paso a un tejido de guitarras eléctricas y acústicas más suaves que dejan el primer plano libre para una voz instalada ahora en un registro más grave y arenoso. Por otra parte, si en “Just One Day” la producción iba a por un sonido amplio, en “Point Of No Return” la mezcla de Fernando Macaya apunta a ambientes más cerrados y secos, y los escarceos con instrumentos adicionales se limitan esta vez a dos o tres discretos arreglos de piano. Éste es también el disco de despedida de Iñaki García, dando paso en “Get In Line” al nuevo baterista, Javi Arias.

El golpeteo de guitarra acústica que abre “Tomorrow’s Heroes” avisa de cuál va a ser el tono del disco, con el grupo tocando más palos del rock americano, pero manteniendo una concisión y un apego al “menos de cinco minutos” que les evita caer en esa cosa soporífera que suele ser la “americana”, aun en los momentos en los que asoma una peligrosa nostalgia. “Two For The Price Of One”, “Get In Line” y la pegajosísima “Life Goes On” enlazan el material anterior de Soul Gestapo con un power pop que equilibra el material más oscuro del disco. La atmósfera fantasmagórica de “Waiting For You” da paso al riff estilo Neil Young de “Love To Love”, uno de los mejores momentos; y en el tema que da nombre al disco y una banda sonora idónea a su portada, se lanzan a una psicodelia de western seguramente influenciada por las visitas que han estado haciendo a la región The Sadies, otros maestros del batiburrillo americano directo y al grano. “Countdown” prueba con un pie las aguas del soul sin terminar de zambullirse, y la preciosa “You’re Not Here”, la canción más larga, recuerda a uno de esos medios tiempos de los Drive-By Truckers y cierra el disco en un punto musicalmente álgido y anímicamente bajo.

A la espera de escuchar estas canciones en directo y ver qué nos preparan Soul Gestapo en el futuro, lo que está claro es que están en condiciones de hacer música que podría firmar, orgulloso, cualquier artista anglosajón de renombre; eso, no obstante, quizá sea también su talón de Aquiles.

Comentario por Spoonman

Fotografía por SOUL GESTAPO

Imagen del Grupo