Tu en tu Casa...

Disco de la Audiencia
1093
HEREJÍA
Despierta
Despierta
Logo del Grupo

Mes 75: THE ALLMAN BROTHERS BAND - Eat a Peach

Portada del Disco

Corría el año 1972 cuando se editó lo que es para muchos uno de los más brillantes álbumes de rock sureño de todos los tiempos, auténtica esencia de este estilo musical que tan en boga estuvo durante la primera mitad de la década de los años setenta y que había encontrado en esta banda formada por los hermanos Duane y Gregg Allman junto a Dickey Betts, Berry Oakley, Butch Trucks y Jai Johanny Johanson, uno de sus mayores embajadores.

El disco supuso el cuarto trabajo de la banda y logró llegar al número 4 en las listas norteamericanas, suponiendo en aquel entonces su mayor éxito comercial, siendo el paso decisivo para alcanzar la cima de su éxito llegando al número #1 con el siguiente trabajo (Brothers & Sisters). Este álbum también supuso el fin de la primera era de la banda, al ser el último en contar con el malogrado Duane Allman, fallecido en un accidente con su moto. Un año más tarde Berry Oakley perdería la vida también en un accidente de moto, llegando a grabar solo dos canciones del ya citado Brothers & Sisters.

Duane por su parte llegó a participar en seis de los nueve cortes de Eat a Peach. Una de las grandes singularidades de este álbum que tiene que ver directamente con su muerte, es la re-grabación de “Melissa”, una canción de la primera época, escrita por Gregg Allman en 1967 y grabada en 1968 para un álbum que no se llegó a editar (años más tarde apareció editada en el álbum Duane & Gregg Allman. Siendo una de las composiciones de Gregg favoritas de su hermano Duane, se volvió a grabar tras la muerte de éste y se incluyó en el álbum, siendo uno de los singles, y ni que decir que se encuentra entre mis diez canciones favoritas de todos los tiempos.

El álbum lo abre otra composición de Gregg Allman, “Ain't Wastin' Time No More”, grabada tras la muerte de Duane y que junto al instrumental “Les Brers in A Minor” de Dickey Betts sirvieron para afianzar a la banda y afrontar la ausencia del reputado guitarrista. Memorable también el cuarto corte del álbum, una Jam en directo desde el Filmore East de Nueva York, basada en el canción “There is a Mountain” del cantautor escocés Donovan, que hace las delicias de los amantes de las jam sessions en su más de media hora de duración. También grabadas en directo se encuentran los clásicos de blues “One Way Out” de Sonny Boy Williamson II & Elmore James y “Trouble No More” de Muddy Waters. Una composición a cargo de Gregg y el bajista Berry Oakley ocupa el séptimo corte del disco, grabada en estudio, con una destacadísima labor rítmica, muestra perfecta del característico sonido de la banda. El penúltimo tema corre a cargo de Dickey Betts con “Blue Sky”, una balada de corte country rock grabada en estudio, en la que la guitarra solista se alterna entre Duane y el propio Dickey, quién por primera vez se hace también cargo de la voz. El álbum queda completado con la acústica y preciosa instrumental “Little Martha”, compuesta por Duane en lo que supuso su única canción compuesta exclusivamente por él en la banda, que fue grabada por él mismo y Dickey Betts, ambos con guitarras acústicas, sin más arreglos. Un perfecto final para el disco y una emotiva despedida a uno de los mejores guitarristas.

Editado originalmente en un doble vinilo “gatefold” con una maravillosa ilustración en su interior a cargo de James Flournoy Holmes, la portada del disco fue calificada por la revista Rolling Stone como una de las 100 mejores portadas del rock.

Comentario por Dako

Imagen del Grupo