Go Johnny Go

Disco de la Audiencia
1080
AIRBOURNE
Breaking Outta Hell
Breaking Outta Hell
Logo del Grupo

Mes 76: THE POLICE - Reggatta De Blanc

Portada del Disco

Cualquiera de los cinco discos de Police podrían ser reseñados como “Clásico del mes” por derecho propio, pero ante el encargo del Amo del Calabozo me he decantado por su segundo trabajo, Reggatta de Blanc, de 1979. Outlando’s D’amour tiene demasiado punk de metirijillas (es bien sabido que Sting, Copeland y Summers eran tres músicos curtidos y tirando a virtuosos que se subieron al carro del punk para intentar triunfar aunque les tiraba más el jazz y el progresivo), Zenyatta Mondatta parece falto de gas, Ghost In The Machine tiene unos singles excelentes entre material muy denso y a Synchronicity, aunque tremendamente inspirado y lleno de temazos, le falta la frescura del principio.

Producido por Nigel Gray y grabado en los modestos estudios Surrey Sound al igual que su debut, Reggatta de Blanc conserva parte de las intenciones de punk de diseño, pero deja ver mucho más las habilidades musicales de los tres rubios teñidos y sofistica su sonido. Algo así como una versión corregida y aumentada de Outlando’s. La decisión de grabar en un estudio barato y con un productor poco conocido pero de confianza les permitió mucha libertad creativa, puesto que financiaron el disco con parte de las ganancias del primero y pudieron mantener alejados a los ejecutivos de A&M, su sello.

El disco comienza de forma inmejorable con una de las mejores (si es que no es la mejor) canción de La Policía, Message In A Bottle, con el brutal riff de novenas de Andy Summers. Continúa con el instrumental que da título al disco y que ganó aquella edición de los Grammy, un ejercicio de fusión entre los ritmos reggae y atmósferas progresivas. Recupera el pulso new-wave con It’s Alright For You, que parece una versión modernizada de Next To You. Bring On The Night adelanta el tipo de jazz comercial que haría Sting en solitario años más tarde, pero con un estribillo de reggae blanco marca de la casa. La cara A termina con Deathwish, una saltarina pieza compuesta por los tres.

Walking On The Moon abre la cara B con su reggae espacial y el formidable hi-hat de Copeland. Es el batería quien compone In Any Other Day, la canción más macarra del disco. The Bed’s Too Big Without You es un reggae puro y duro y otra de Copeland, Contact, aumenta la paleta con su bajo sintetizado anticipando el sonido de Ghost y Synchronicity. Does Everyone Stare es otra composición de Copeland (este disco es el más colaborativo en cuanto a composición, posteriormente Sting vetaría la mayor parte de las aportaciones de sus compañeros, llegando incluso a negarse a cantar o tocar en canciones que no fuesen suyas) y destaca por tener un piano como motor de la canción. El arrebato punk de No Time This Time cierra el disco a cien por hora, Police no volvería a sonar tan rápido hasta Synchronicity.

El segundo trabajo de Sting, Summers y Copeland los colocó definitivamente en la senda del éxito y posiblemente sea su disco más compensado. Suena fresco y a la vez muy trabajado y sobre todo tiene un puñado de excelentes canciones.

Comentario por Absento

Imagen del Grupo