Es el Camino

Disco de la Audiencia
1142
ORION SAIPH
Seven Stages of Grief
Seven Stages of Grief

PERSIGUIENDO AL FUTURO: INSONORO.COM

Esta semana nos acercamos al Black Bird de Santander para celebrar con nuestros compañeros de INSONORO, su 15º aniversario.

THE BIRRA´S TERROR + MAMÁ LADILLA

Para la ocasión prepararon un fiestón que no dejó indiferente a nadie. Con el punk/rock como marco con “The Birra’s Terror” y “Mama Ladilla”. Empezaría la fiesta con la descarga de los madrileños “The Birra’s Terror”. Desde su primer trabajo sobre el 2010, en la actualidad cuentan con cinco discos a las espaldas. El más reciente publicado en mayo de 2016 “Regreso a la ordalía”. Discazo, donde se analiza la sociedad occidental contemporánea creando un paralelismo con la edad media. La banda actualmente funciona en formato trío con: Matrako voz y guitarra, LeiDi Beer batería y Zurito McLitro (ex voz de Blokeo) al bajo. La banda ha tenido una tremenda repercusión durante estos años, con gira por el país, así como haber participado en los Conciertos de R3. 

Sobre las 21h comenzaban su actuación. El 1er impacto lo sufrimos visualmente, ya que aparecen embutidos en unas mallas que parecían salidas de Alicia en el país de las maravillas, cuan sombrerero loco y con la cara maquillada. Alternan perfectamente los dos extremos vocales del género, la parte más áspera tipo La Polla, con toques más melódicos tipos Parabellum, Kaos Etiliko o La Kontra. Lo que le da un equilibrio muy bueno. Como suele ocurrir con este tipo de género, si los temas llegan a los dos minutos ya es un triunfo, es por ello que tengo que considerarlos unos genios, para poder llenar una actuación completa, teniendo que tener un repertorio de canciones tremendo. Destacando el espíritu reivindicativo en muchas de ellas. Como “Recordman” o una de mis favoritas de la noche “fuego”, con espíritu de himno del último disco. Matrako, fue todo un maestro de ceremonias, animándonos en todo momento a que le acompañáramos en los temas como en el tema “Prostiroker”, donde nos vio un poco parados y nos pidió que gritáramos “¡¡puta!!” en el estribillo de la canción. Funcionó, la cara le cambió; también hubo muchas situaciones graciosas entre tema y tema, así introdujo el tema “pagarás por tus pecados”, tomándole el pelo a la chica que estaba con el merchan. Zurito el bajista, fue el mayor blanco de sus coñas, teniendo un tema especialmente dedicado “soy bajista”. También nos premiaron con un tema nuevo, dedicado a los Ramones. A continuación, nos sorprendieron con otro de los temas más movidos “La No Birra” un alegato contra las cervezas 0/0, en la que durante la canción fuimos bañados por una lluvia de confeti. Ya en la recta final, Matrako animó a hacer un wall of death, con otro temazo himno “Pribar con colegas”, que no puede faltar en cualquier fiesta, con un toque de coña al “Bailar pegados” de Sergio Dalma. Todo un colofón a una gran actuación. Completando aproximadamente 1 hora de concierto.

Tras los oportunos cambios de bártulos en el escenario, llegaron MAMÁ LADILLA, también en formato trío, banda mítica del punk/rock nacional. Con orígenes por el año 1994. La banda la componen actualmente: Juan Abarca (Guitarra y voz), Sergio González (bajo) y THE BIRRA´S TERROR + MAMÁ LADILLAAbel del Fresno (batería). Con trece trabajos a las espaldas, venían con disco nuevo bajo el brazo “Quién pudriera”, para estrenarlo ante nosotros. Para los que no los conozcan, enfrentarse a un concierto de Mamá Ladilla, es hacer un ejercicio de surrealismo, e imaginarte a un profeta en medio del desierto o al Sevilla del Coconut dando una convención, pero ambientada en un bar de carretera de una película de Tarantino con el cachondeo como base. Algo muy difícil de describir, si no se vive in situ. Pero que una vez entras en harina, tal vez con unas copas de más, disfrutamos de lo lindo. Sobre las 22h comenzarían su concierto, alternaría temas del nuevo disco, con clásicos de su repertorio, destacando del último trabajo “Yo me llamo Ralph”, con buena base de guitarras y el punto justo de sátira en la letra; “se dice heavy metal”, buena crítica a los complejos de cantar en castellano, por algunas bandas de la época. “Ciber”, que en las partes bajas la música me recuerda al mítico ritmo de Hora Zulú. Juan nos saluda y nos agradece la asistencia, pero nos lo dice a su manera, como cuando un ganadero llama a sus vacas, con un berrido, que se convertiría en la marca de la casa entre canción y canción. El público entró al trapo en todo momento, con momentos muy divertidos. Del comienzo destacaría “Janfri Guein” , “defectuoso” del Autorretrete. Prosiguieron con buena caña con “Nestor Patou”, una de mis preferidas de esta parte. Lo mejor del concierto, fue cuando rescataron algunos de sus clásicos de siempre, -vamos a dar patadas- anunciaron al presentar esta parte del show, destacando:. “Aparta papá”, “Mi nave mix”, muy coreada con el mítico estribillo “(…) tengo los cojones negros (…)”, “primavera”. El colofón vino con “Cunnilingus post morten”, para mí la mejor su himno más clásico; “sucedió en Bekelar”, uno de sus temazos, junto a otra mítica “Chanquete ha muerto”, que te pega un buen golpe el tiempo, cuando le intentas explicar algún conocido joven, y éste te mira como las vacas al tren y no sabe ni quien era Chanquete, ni verano azul... Al final completaron casi casi 2 horas de concierto. 

En resumen una noche tremenda, con dos bandas que saben animar una fiesta como nadie. La sala estuvo bastante completa de público. Siempre con Nacho y su equipo dándolo todo y el mejor trato.

Por último dar la enhorabuena, a Insonoro por su aniversario, por el gran trabajo de todos estos años, haciéndonos llegar toda la actualidad de nuestra música, gracias a esa gran familia, con Jorge, María y Txutxy, entre otros. A seguir muchos años más. Nos vemos en los conciertos. Y que el rock no pare!!

Crónica por John Man, fotos por John Man.

Enlace relacionado

Enlace relacionado

Enlace relacionado