Es el Camino

Disco de la Audiencia
1142
ORION SAIPH
Seven Stages of Grief
Seven Stages of Grief

METALLUM RITUAL

Sábado noche, momento perfecto para vivir una gran fiesta de metal. En este caso sería dentro del llamado “Metallum Ritual tour 2018”, que está llevando por distintitas ciudades del país a las bandas PREDICADOR y AGRESIVA.

EMBOQUE + AGRESIVA + PREDICADOR

Para ello se acompañan de alguna banda local, en nuestro caso los grandes EMBOQUE, el lugar elegido para el evento sería la Sala Cantabria de Santander. Los primeros en salir a escena serían PREDICADOR, banda madrileña que practica un heavy clásico ochentero, con melodía en la voz, pero no agudos. Acompañados de una gran dosis de teatralidad, como hicieron bandas como Alice Cooper, WASP, Judas Priest, etc. Creada en Junio de 2011 por Jaime García actual voz. Acompañado en la actualidad por: Miguel Martín (guitarra), Miguel Ferrero (bajo) y Edu Olmos (batería). Durante 2016 graban su primer trabajo “Grave Metallum”. El concierto empezaría sobre las 21h, con una intro en la que ya se ponen los cimentos de que lo que íbamos a ver no era un concierto al uso y que la parte de teatralización iba a ser muy importante, partiendo de que Miguel el cantante iba maquillado y el escenario que es más bien pequeñito estaba muy bien ambientado con unos crucifijos de fondo, junto calaveras y velas. Me gustó bastante. Entrarían al escenario en una comitiva con una bendición y una muerte por medio, para atacarnos con los temas “Los que traen la tormenta” y ”Mi reencarnación” esta última una de mis favoritas de la noche, hay un buen espíritu de los Barones en la voz y en la forma de tocar, con melodía y velocidad en las guitarras, o bandas como Tierra Santa, que usan melodía vocal pero no agudos. Jaime nos agradece la asistencia, así como lo oportunidad a Emboque por contar con ellos, animándonos seguirles. Continúan con “La Bestia esta en mi”, con la luna llena de reclamo, despertando nuestros instintos, otro tema muy pegadizo. Prosiguen con “Deja al lobo cazar”, que tiene un aire más hard. Llegaría el turno al tema que da nombre a la banda “Predicador”, en la que Jaime con una biblia en la mano, intenta convertirnos, propagando la fe en el Dios del heavy metal, es un tema también con aire hard, más pesado. Al final del tema en un gesto tremendo de la función, aparecen unos monjes, que literalmente, nos convierten a la religión del metal, marcándonos en la frente con una cruz, como si estuviéramos en miércoles de ceniza. Encarando la recta final nos sorprenden con la primera sorpresa de la noche, al invitar al escenario al cantante de Emboque y al de Agresiva para que le acompañen en el tema, que sería una tremenda versión del “Aces of spades”. Llegaría el turno de “Inmortal”, temazo con aires de himno, que fue otro de mis favoritos. Al final del tema hubo un nuevo episodio muy bueno, en el que Jaime bendice una copa, para beberla simulando sangre. Con una cara de loco tremenda. Una puesta en escena espectacular, muy buena. Tras ello se despiden con unos 45 minutos de actuación.

Tras los cambios en el escenario, llegaba el turno de AGRESIVA también desde Madrid formada en 2008, con un EMBOQUE + AGRESIVA + PREDICADORestilo más cercano al Thrash, combinado con el heavy. Con voz melódica. En ocasiones me recuerdan a nuestros míticos Anger Tears. Lo componen: Samuel San José (voz), Miguel Coello (guitarra y voz de acompañamiento); Miguel Martín, guitarra de Predicador (Bajo y voz de acompañamiento) y Bastián Guarda (batería). Empezarían la descarga con “The End of the game” del Eternal Foe y “Run Like the wind”, donde ya notamos la contundencia de las guitarras y la batería. Tras saludarnos y agradecer la asistencia, continúan con “Void” y “Hell Town” con voces de fondo que recrean alguna persecución de película. Guitarras rápidas y batería contundentes, sobre todo la última, de las mejores. Sin dejar de animarnos, destacando también la última “Sent To War”, que fue todo un cañonazo, de mis favoritas. Completando unos 40 minutos de concierto.

Tras el nuevo cambio de bártulos en el escenario, llegaba el turno, para los anfitriones EMBOQUE, en plena presentación de su nuevo disco “6”. Como en EMBOQUE + AGRESIVA + PREDICADORotras ocasiones poder ver a la voz del heavy cántabro es todo un privilegio, del que tenemos que estar orgullosos, especialmente en este último trabajo, la madurez de la voz de Raúl es espectacular. Empezarían el concierto con “Amia”, uno de sus grandes himnos, que sólo con un par de notas lo identificas con la banda. Continuarían con “Revolución” para llegar a uno de los grandes temas del último trabajo “Aprendiz”, una lección a ser humilde, estamos aprendiendo constantemente. Tras agradecernos la presencia, continúan con •”Dónde está la acción” contrapunto de este último trabajo con aire más hard, que tiene un estribillo final es una pasada. Pasamos a la clásica “Héroe” que da el toque épico al repertorio. Llegaría uno de los momentos más especiales de la noche con la interpretación del medio tiempo “Hola”, en la que la potencia vocal de Raúl, en lo que se refiere a los registros más agudos, alcanza todo su esplendor. Entre bromas con Mario por el tema a tocar, llegaría el temazo/single, del último trabajo “Estaré”, para mí todo un nuevo himno a incorporar a los clásicos de la banda, que te pone las pilas estés donde estés que volcó la participación de muchos de sus seguidores para realizar el video del mismo. Para terminar el concierto, llamaron al escenario a los cantantes de Agresiva y Predicador, para que les acompañara, para interpretar uno de los grandes clásicos de Purple “Burn”; toda una fiesta para los sentidos, que sirvió de colofón a la gran noche que pasamos. En estos días Emboque, también ha tenido y tiene algunas fechas por territorio nacional, de lo que nos alegramos profundamente, esperando, que por fin tengan el reconocimiento que se merecen.
Los conciertos fueron algo cortos, sobre todo para cumplir con el horario de cierre del local por el tema de ruidos. Pero los disfrutamos, pudimos hacernos una idea del potencial de las dos bandas madrileñas, a parte de la ya conocida de sobre solvencia de Emboque en cualquier directo que se precie. Lo peor de la noche, fue por desgracia, la escasa afluencia de público. En esta ocasión había que pagar 8/10 euros, no me parecía caro. Aunque nunca se sabe cómo acertar, cuando luego la gente paga mucho más por ver a bandas tributos. La verdad que es bastante triste.

Crónica por John Man, fotos por John Man.

Enlace relacionado

Enlace relacionado

Enlace relacionado